¿Hucha de las pensiones, sólo para pensiones?

A pesar de las distorsiones, polémica y miedo que han generado los medios de comunicación y los partidos políticos en España por la hucha de las pensiones, debemos entender que el fondo de reserva fue creado con la finalidad de paliar los desequilibrios en la seguridad social y proveer durante épocas financieras más desfavorables de las principales prestaciones contributivas. El fondo plantea una garantía para los principales problemas debatidos durante los Pactos de Toledo, cómo un balón de oxígeno para parte del estado del bienestar.

Como veremos más adelante, el fondo está por agotarse en el próximo año. A pesar de todo ello, ha permitido no terminar con balances negativos en la seguridad social. La correlación existente entre el fondo y las cuentas es tan importante que este 2017 se cerró el balance de la seguridad social con un déficit aproximado de 18.800 millones de euros, considerando además que el fondo de garantías se situó en unos 15.000 millones de euros ese mismo año.

Entre muchos de los factores que presionan la arcas de la seguridad social existen: la deuda pública y la falta de maniobra del gobierno, la reforma laboral con efectos tardíos en términos de cotizaciones sociales y las pensiones públicas.

El artículo pretende introducir al lector cuál es la esencia del fondo de garantía, cuáles son sus usos y su finalidad, su evolución histórica, quienes son los principales participes, y con qué finalidad fue creado el fondo.

¿Qué es el Fondo de Reserva de la Seguridad Social?

EL MINISTERIO DE ECONOMIA Y LA SEGURIDAD SOCIAL  define fondo de reserva de la siguiente forma:

“El Fondo de Reserva de la Seguridad Social surge como consecuencia de la exigencia institucional para el sistema de Seguridad Social, en diferentes ámbitos y foros de diálogo entre fuerzas políticas y sociales y el Gobierno, de establecer fondos especiales de estabilización y reserva destinados a atender las necesidades futuras en materia de prestaciones contributivas originadas por desviaciones entre ingresos y gastos de la Seguridad Social.”

*Foros y fuerzas políticas: pactos de Toledo. El origen político del fondo de la reserva de la seguridad social nace del Pacto de Toledo en el año 1995 con su aprobación en el congreso de los diputados. Uno de los temas discutidos fue el de la sostenibilidad del sistema de pensiones, su cuantía, la edad de jubilación y el poder adquisitivo de los pensionistas.

En su conjunto se trata de acumular los superávit de la seguridad social y extraer una rentabilidad invirtiendo en activos de renta fija, como por ejemplo, bonos españoles y alemanes que generen un retorno de los ahorros en el futuro.

A pesar de la importancia que aporta el poder político, la definición nos revela que el Fondo de reserva está dirigido a atender las necesidades futuras en materia de prestaciones contributivas:

  • Desempleo.
  • Incapacidad temporal.
  • Incapacidad permanente.
  • Prestación por lesiones permanentes no invalidantes.
  • Prestación por asistencia sanitaria y prestaciones farmacéuticas.
  • Prestación por maternidad.
  • Prestación por jubilación.
  • Prestación por muerte y supervivencia.
  • Prestación a favor de familiares.

La esencia del fondo es de corte keynesionado, centrado en contrarrestar los efectos negativos de las recesiones, periodos en los que la sostenibilidad de la seguridad social puede estar mas comprometida. Además de dotar de mayor flexibilidad al sistema de la seguridad social.

De la cima al desplome

Cada año que la seguridad social obtiene un superávit es acumulado en la “hucha de las pensiones” tal y como viene regulado en Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social. En líneas generales la ley establece el marco que regula el  funcionamiento del fondo de garantía, estableciéndose en qué se invierte, cómo y en qué casos pueden usarse.

A continuación se muestra la evolución del fondo de garantías desde su constitución:

FUENTE: MINISTERIO DE ECONOMÍA Y HACIENDA. Elaboración propia.

Existe un punto de inflexión a partir del año 2012 donde el fondo empieza a disminuir un 5,7% y con bajadas más pronunciadas del 22% a partir del año 2013.

A continuación mostramos las disposiciones mediante las cuales el consejo de ministros ha retirado dinero del fondo de reserva. Mediante varias leyes y reales decretos el consejo de ministros se apoya para retirar los importes que considere necesarios para suplir los desequilibrios de la seguridad social, tal y como comentaremos más adelante.

Evolución de las aportaciones; ¿Quién aporta y en cuanto aportaba?

Por un lado, entra en juego el Consejo de Ministros, el principal encargado de establecer la cuantía anual que se aportará; por otro lado, también aportan las mutualidades de la seguridad social. En el siguiente gráfico podemos ver que aportaciones se han realizado a lo largo de la vida del fondo por parte de ambos agentes:

FUENTE: MINISTERIO DE ECONOMÍA Y HACIENDA. Elaboración propia.

Uno de los menos conocidos, pero que ha aumentado sus aportaciones durante la gran recesión son las mutualidades de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales o también conocidas como mutualidades de previsión social. Evidentemente, en términos absolutos el consejo de ministros, es el que más ha determinado las mayores contribuciones, pero debe reconocerse el esfuerzo que realizaron las mutualidades al aumentar sus partidas y aportaciones durante la Gran Recesión.

A pesar de las raíces de la crisis que se gestó a nivel mundial, el Gobierno Español, hizo un gran trabajo aumentando las aportaciones durante la etapa de expansión económica, sin ellas la seguridad social y la sostenibilidad de las prestaciones no hubieran sido posibles a corto plazo. El fondo ha contribuido a estabilizar la deuda pública del estado español y el sistema económico en su conjunto. Disponer de un mayor margen de maniobra permite el Gobierno soportar los costes de oportunidad de pagar las pensiones y las prestaciones por desempleo.

Evolución de las disposiciones acumuladas:

FUENTE: MINISTERIO DE ECONOMÍA Y HACIENDA. Elaboración propia.

 Es partir del año 2012 cuando el importe de las disposiciones empieza a aumentar hasta -33.951 millones de euros y  el fondo empieza a disminuir. En el gráfico se muestran las disposiciones acumuladas por periodo, es decir, la disposición actual más la del periodo anterior. Observamos como en menos de 4 años el 70% del fondo había sido consumido, llegando al 90% en el 2016. Los últimos datos disponibles sitúan la cifra en la friolera de -67.337 millones de euros.

Las principales causas que han motivado al consejo de ministros a usar con mayor asiduidad la hucha de las pensiones han sido (en las que nos centraremos nosotros son las que afectan directamente a la sostenibilidad de la seguridad social.):

– Crisis económica global.

La cuasi-quiebra del sistema financiero español, lo que implico un rescate al estado español materializado en tres grandes pagos recibidos entre los años 2012 y 2015.

El incremento de la deuda y la crisis de deuda soberana. Para salvaguardar la economía, el gobierno en 2012 se vio obligado a rescatar el sector bancario asumiendo la deuda pública y privada de los agentes de la economía. 

La reforma laboral aprobada y aplicada en el 2012, dicha reforma fue un duro golpe para los derechos adquiridos por los trabajadores, a pesar de ello las reformas flexibilizaron y facilitaron la entrada y salida del mercado de nuevos trabajadores. Aunque, sin solucionar los problemas estructurales como el de la dualidad laboral.  De esta importante política emanan parte de las principales causas que han incentivado a rescatar parte del fondo de garantía y cubrir los déficits de la seguridad social.

La necesidad de aplicar reformas en el mercado laboral nace principalmente de dos fuentes principales; la primera de la presión que ejerce la Troika a partir de 2012, pues exigía medidas económicas a cambio de las ayudas económicas que el estado español recibía; por otro lado, los increíbles aumentos de la tasa de paro que experimentó la economía española a partir de 2007 y cuya aceleración alcanzó el máximo con el 26,09% en 2013 tras la retirada de los estímulos o brotes verdes.

FUENTE: INE. Elaboración propia.

Actualmente el comportamiento de la tasa de paro se corrige hasta niveles pre-crisis, por ejemplo, en el año 2016 alcanzó aproximadamente la del año 2010 (19,86%), momento en el que se realizaron políticas expansivas (período conocido como brotes verdes). Según varios organismos se prevé que la tasa de paro se estabilice en al año 2018. Los principales factores que han propiciado un desaceleración de las cifras de paro son los siguientes:

-El crecimiento del sector turístico. A pesar de la estabilización de la su tasa de crecimiento, a partir de año 2012 ha sido unos de los sectores en España que ha sufrido un mayor crecimiento actualmente. A partir de año 2015 según el INE, alcanzó un incremento del 5%. Actualmente parece estabilizarse cerca del  3,5%.

-El crecimiento del mercado inmobiliario y rentista. A partir del año 2014 la tasa de variación de los precios de la vivienda han retornado una tendencia alcista, alcanzando un 6,3% en el primer trimestre del 2016 y 7% de en el tercero trimestre de 2017. Una de las causas fundamentales es el crecimiento de la vivienda turística que presiona el mercado por el crecimiento del sector y no por una demanda puramente especulativa.

-Efecto locomotora causado por el crecimiento de los principales países exportadores de Europa.

En términos generales las reformas implicaron una reducción de la tasa de crecimiento de los salarios para los nuevos trabajos, un aumento de la precariedad laboral; aumento de la rotación laboral (aumento de contratos temporales). Alternativamente implica un impacto directo en los ingresos de la seguridad social tal y como se muestra en los siguientes gráficos:

FUENTE: INE. Elaboración propia.

La caída de los ingresos de la seguridad social manifiesta un cambio de tendencia superando los del año 2008. A pesar de todo, debemos considerar que con una reducción de la tasa de paro actual conduce a un aumento de ingresos a la seguridad social menor que proporcionalmente en relación al año 2007, donde esta tendencia era inversa tal y como podemos observar en los años 2003 al 2007. En líneas generales esto implica que los nuevos trabajadores del 2008 cobraban más y durante más tiempo cotizaban a la seguridad social.

Ello se debe principalmente a las consecuencias de la reforma laboral sobre los contratos de trabajo:

-Aumento de la flexibilidad para despedir y contratar trabajadores.

-Aumento de contratos temporales.

-Reducción de la masa salarial española.

Otro factor importante que ha aumentado el coste de oportunidad del fondo de reserva, ha sido el pago de prestaciones por desempleo durante la gran recesión. Ha sido inevitable que el número de prestaciones contributivas ha aumentado a medida que ha aumentado la tasa de paro, incrementando la presión sobre el pago de las pensiones en un contexto en el que la deuda del estado español ha aumentado y los ingresos de la seguridad social han disminuido. Este factor ha acelerado el ritmo al que se han realizado disposiciones de la hucha de las pensiones a partir del año 2012.

A continuación mostramos la evolución y la variación de los pagos por prestaciones por desempleo.

FUENTE: MINISTERIO DE ECONOMÍA Y HACIENDA. Elaboración propia.

FUENTE: MINISTERIO DE ECONOMÍA Y HACIENDA. Elaboración propia.

La clara reducción del gasto en prestaciones se debe claramente a varios factores:

-Reducción de la tasa de paro.

-Aumento del número de trabajadores que han superado el periodo máximo, no reciben prestación y continúan parados (parados de larga duración).

A pesar de la decepción generalizada que se muestra sobre la gestión del fondo de reserva por parte del gobierno, debemos reconocer que está cumpliendo con la finalidad con la que se creó. Los medios de comunicación han distorsionado el concepto del fondo con la denominación “hucha de las pensiones” como si hubiese sido creado en exclusiva para tal fin.

Parece ser que las disposiciones que se han usado para pagar las prestaciones por desempleo y las transferencias para los parados de larga duración han perdido valor relativo empequeñeciendo el problema. Desde un punto de vista positivo, el fondo está cumpliendo su finalidad dotando de apoyo financiero a las cuentas de la seguridad social.

La deuda ha lastrado intensamente la capacidad del estado para hacer frente a muchos de los pilares del sistema de bienestar, como por ejemplo, las pensiones y los pagos por prestaciones por desempleo. Por los factores antes citados, el coste de oportunidad que afronta el estado español ha aumentado generando un escenarios de alarma en el que el fondo ha cumplido su papel estabilizador.

En los últimos 8 años el fondo de garantía ha suplido las carencias de la seguridad social generada por los cambios en el mercado de trabajo, pero el sacrificio parece haber sido en vano porque la reforma laboral no se ha traducido en empleo de estable, salarios crecientes y cotizaciones crecientes. Si no fuera por factores exógenos, se podría decir que la reforma laboral ha sido un fracaso en términos de ingresos a la seguridad social.


Artículo escrito por:

Aitor García Nadal
Economista y Broker. Graduado en Economía por la Universidad de las Islas Baleares (UIB). Actualmente está cursando una licencia Broker de Seguros en el Colegio de Mediadores de Seguros de Baleares. Únicamente trabaja de mediador. Sus principales intereses son la estadística aplicada a la evaluación de política económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up