Operar a través de internet: ventajas e inconvenientes

Al operar en el mercado de Internet encontramos diversas ventajas que no nos proporcionan otros canales de venta. Algunas de ellas son, por ejemplo, la posibilidad de centrar tu oferta en los clientes potenciales o unos costes menores de mantenimiento y distribución. Otra de las ventajas son unos costes fijos menores al no tener la necesidad de contar con un local, así como unos bajos costes marginales para abastecer a los nuevos clientes. Finalmente también habrá menos intermediarios debido a la posibilidad de venta directa con los compradores.

Por otro lado, encontramos algunos inconvenientes al operar por Internet. La primera desventaja es que a un sector de los posibles usuarios, normalmente gente de avanzada edad, no les gusta operar por Internet y no se sienten seguros al operar con sus tarjetas de crédito usando la red. Además hay pocas páginas que ofrezcan la posibilidad de pagar contra rembolso (opción que puede acarrear costes adicionales). Por lo tanto, deciden no utilizar Internet para la compra-venta de artículos. Otro de los problemas de este mercado es que algunos de los productos que ofrecen son intangibles y, además, se pueden encontrar gratis por Internet ergo la gente decide no pagar por dichos productos. Nos referimos a artículos como programas informáticos, juegos, canciones, películas, series, suscripciones a páginas diversas etc. Muchos de ellos se encuentran disponibles de manera pirata por Internet. Por lo tanto, las empresas nos tienen que ofrecer servicios adicionales como actualizaciones, servidores, ventajas varias o simplemente restricciones para los productos adquiridos ilegalmente que nos puedan llevar a comprar el artículo original. Esto deriva a otro problema que es la poca sensación de posesión de los artículos que has comprado, lo que conlleva que mucha gente busque dichos artículos de manera gratuita. Por todo ello muchas de las empresas que trabajan con Internet se preguntan cómo hacer que los clientes paguen por sus productos o cómo obtener dinero por dichos productos intangibles.

A continuación analizaremos algunos factores relevantes que nos encontramos al trabajar con este nuevo gran mercado que es Internet y que ofrece un gran abanico de posibilidades. Para empezar observamos que este mercado tiene tanto una oferta como una demanda muy amplia, ya que ofrece la posibilidad de conectar a todo el mundo. Gracias a ello podríamos considerar que en algunos sectores nos acercamos mucho al ideal de competencia perfecta, ya que nos encontramos en un mercado en el que hay muchos oferentes y demandantes, y donde los costes de entrada son muy bajos.

Además, gracias al mercado de Internet, se han abierto caminos a nuevos sectores de venta de servicios que han provocado la apertura de nuevas empresas. Nos estamos refiriendo a negocios de asesoramiento empresarial, legal o de mantenimiento de páginas o servidores, así como suscripciones a diarios web o simplemente la oferta de diversos servicios online como Spotify o Youtube. También han aparecido muchas páginas web que se mantienen gracias a la publicidad y obtienen beneficios gracias al interés que despiertan en muchos de los internautas.

La compra/venta por Internet en muchas ocasiones no depende de intermediarios, lo que se puede traducir en unos costes menores tanto para los consumidores, como para las empresas. Por lo tanto podemos encontrar precios más asequibles que en otros mercados. Pero esta situación no se da siempre, ya que muchos negocios llevan a cabo sus transacciones a través de algunas empresas intermediarias como Ebay o Amazon. Allí realizan sus ventas o simplemente usan páginas como Paypal para realizar pagos seguros. Aun así puede haber un coste menor en cuanto a intermediarios, ya que estos no son muy abundantes.

Por todo ello la gestión de empresas o páginas web, casi siempre, suele acarrear unos costes menores de mantenimiento que en el caso de una empresa física. Por eso se puede comprobar que es un mercado al alza donde los emprendedores intentan orientar sus ideas hacia este sector, debido al gran público que puede abarcar y, tanto por los costes de entrada menores, como por los de mantenimiento, Internet es hoy en día una de las primeras opciones a la hora de iniciar un nuevo negocio.


Artículo escrito por:

Ignasi Forteza Grimalt
Economista y Analista en Turismo. Graduado en Economía con Máster en Dirección y Planificación del Turismo ambos impartidos por la Universidad de las Islas Baleares (UIB). Está especializado en estudios mercado, con un especial énfasis en los análisis del sector turístico. Trabaja en una empresa turística como Credit Control Trainee.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up