Análisis de los ciclos económicos en las políticas públicas de las Comunidades Autónomas

En este artículo se pretende realizar un análisis de los ciclos económicos en las políticas públicas de las Comunidades Autónomas. Según el ciclo económico del momento, se busca saber si las políticas públicas que aplican las CCAA siguen una vertiente procíclica o anticíclica.
La variable endógena en este estudio es el gasto público (políticas públicas) el cual depende de otras variables para que pueda aumentar o disminuir. Se han aplicado una serie de modelos donde se añaden distintas variables para así saber el efecto que tienen en las políticas de gasto. Todas estas variables tienen el dato anual de cada autonomía.

Análisis de los ciclos económicos en las políticas públicas Ciclo España

Cuando los ciclos son de crecimiento, hay una mayor cantidad de empresas en la economía, lo que repercute en un mayor nivel de empleo y por lo tanto un mayor consumo (mayor Estado del bienestar). Si la situación económica es buena, las CCAA obtienen mayor recaudación en sus tributos y así crecen sus ingresos. Por el contrario, en los gastos al haber más gente con trabajo se evita tener mayores costes para desempleados y gastos sociales. En cambio, cuando la situación es mala y el ciclo es recesivo sucede todo lo contrario, la recaudación tributaria se reduce y los ingresos de las autonomías son menores. Para el gasto, la tasa de paro se eleva al haber más gente sin empleo y dichos gastos aumentan con el fin de paliar las dificultades de los ciudadanos.

En un ciclo de expansión, los ingresos crecen y los gastos se reducen, por lo que automáticamente aumentan los superávits públicos (o deberían). Por el contrario, en etapas de recesión, los ingresos disminuyen y los gastos se elevan, haciendo aumentar los déficit públicos.

Análisis de los ciclos económicos en las políticas públicas Ciclos gastos e ingresos

Como refleja el gráfico 2 los ciclos económicos en los ingresos y los gastos públicos han sido muy similares durante todos estos años, lo que hace que se pueda intuir que tendencia llevan las políticas públicas, gastando e ingresando con la misma fluidez según sea la situación económica.

Análisis de los ciclos económicos en las políticas públicas Ratio y variaciones

Otra manera de verlo es analizando como cada año han ido variando los ingresos y los gastos públicos. Ambas líneas tienen una tendencia decreciente, pero al ser variaciones y la mayoría positivas, significa que año a año ambas variables han ido creciendo, pero no lo han hecho en la misma cantidad.

Para saber el peso que tiene el gasto público en la economía se aplica el ratio Gasto no financiero/PIB. De este modo se puede ver cómo ha ido aumentado el gasto público en la economía del total de las comunidades autónomas.
Tanto las variaciones de gasto e ingreso como el ratio gasto no financiero/PIB, solo se han visto reducidos a partir de 2009 con la crisis actual.

Análisis de los ciclos económicos en las políticas públicas Tabla estadísitca

Una vez que se han obtenido los ciclos económicos de cada variable, se pueden extraer dichas propiedades:

  • Las variables más volátiles son el tipo de interés real, la inversión pública y el tipo de interés implícito, mientras que el resto son menos volátiles.
  • Todas las variables son procíclicas, excepto la deuda pública que es contracíclica.
  • Todas las variables son persistentes, excepto el t/i implícito, siendo el PIB, el gasto público, y el ingreso público las más positivas.

En el estudio a la hora de analizar los datos económicos se ha dividido cada ciclo económicos que han sucedido en España desde el año 1984 hasta el 2013:

  • (1984-1990) Ciclo de crecimiento o expansión: España ingresa en la Unión Europea.
  • (1991-1995) Ciclo negativo o de recesión: crisis económica y laboral.
  • (1996-2007) Ciclo de crecimiento o expansión: Recuperación económica y burbuja inmobiliaria.
  • (2008-2013) Ciclo negativo o de recesión: crisis económica y financiera actual.

En la mayoría de años el total de las CCAA han presentado déficit primario en sus cuentas públicas, exceptuando los años de la burbuja inmobiliaria, demostrándose que las CCAA han gastado más de lo que han ingresado. Tanto en años de crisis, como en años de bonanza, los gastos han sido casi siempre mayores a los ingresos y el motivo de los años con superávit en el SP total (siempre descartando los años de la burbuja inmobiliaria) ha sido por el aumento de deuda.

Análisis de los ciclos económicos en las políticas públicas Variación 1996-2007

Sobre la deuda y empleo público se tiene datos desde 1994 y 1999 respectivamente. En el ciclo expansivo 1996-2007 la inversión y la deuda pública cada vez fue mayor (solo reduciéndose la deuda en 2006 y 2007). En cambio el empleo público decreció siendo en 2002 el año de más bajada, solo creciendo a final de ciclo.

Análisis de los ciclos económicos en las políticas públicas Variación 2008-2013

En el último ciclo económico se ve como a principios de crisis se aplicaron políticas keynesianas aumentando el gasto público y obteniendo variaciones positivas en la inversión pública. A partir de 2010 con el poco efecto que consiguieron dichas políticas, los recortes en el gasto afectaron a la inversión pública disminuyendo año a año desde 2009 llegando a reducirse hasta un 40’7% en 2013. Con el inicio de la crisis, las políticas de gasto tomadas por el gobierno provocaron un gran aumento de la deuda pública, siendo en 2009 el año que más creció. La deuda pública es uno de los grandes problemas de las CCAA y este hecho se muestra en la gráfica 9, donde cada una de las subidas porcentuales en la deuda son positivas. Por último el empleo público durante los dos primeros años aumentó la cantidad de trabajadores, pero a partir de 2010 con las políticas de recortes las variaciones han sido negativas.

Con el fin de contrastar y refutar los supuestos de este artículo, también se ha realizado un análisis empírico sobre cómo pueden afectar las diferentes macromagnitudes a las políticas de gasto. Sobre todo se observa cómo el output gap afecta al gasto público, es decir, si el ciclo económico del PIB influye en las políticas públicas y como varían según el ciclo. Un mayor output implica un gasto elevado, aplicándose políticas anticíclicas, en cambio, un menor output demuestra un gasto más reducido, realizándose políticas procíclicas.

Análisis de los ciclos económicos en las políticas públicas Datos de panel

Antes de dar una explicación de los resultados obtenidos, aclarar que para lo que los coeficientes sean significativos, que no presenten ningún problema de multicolinealidad y al no tener los mismos años en datos para todas las variables del estudio, se han realizado seis análisis en los cuales se añaden una serie de variables según el efecto buscado.

– El primer análisis es una primera toma de contacto para entender que efecto puede tener la ciclicidad del PIB en las políticas públicas. El resultado ha sido positivo con un coeficiente de 0’0208407, pero al ser muy bajo este muestra un menor efecto en el gasto público, por lo que se puede ver que ante variaciones cíclicas en la economía española, las CCAA llevan unas políticas procíclicas. Si analizamos los datos del gasto en las CCAA, solo se ha producido una reducción respecto al año anterior a partir del inicio de la crisis actual.
– En el segundo análisis se ha querido añadir el efecto que tiene la deuda en las políticas públicas. El resultado ha sido una brecha del producto menor del 0’0159126 y una deuda de -0’0149847, por lo que inclusión del efecto deuda en el modelo disminuye el output gap. Ante un aumento de deuda pública el gasto se reduce, por lo que las políticas públicas son más procíclicas.
– El tercer análisis se basa en el efecto que tiene la inversión pública en el gasto público. Es lógico que ante una mayor inversión realizada los gastos serán mayores. El output gap obtiene un coeficiente de 0’0536588. Comparado con los análisis 1 y 2 es el coeficiente más elevado, con lo que se puede ver que si se incluye el efecto inversión en el modelo, las políticas son menos procíclicas, ya que se denota un gasto mayor sin tener tan en cuenta el ciclo económico. Aun así, el coeficiente de la brecha del producto es muy pequeño.
– El cuarto análisis mide el efecto del paro en las políticas. En este caso, al existir una gran diferencia entre cifras del gasto y nº de parados, el coeficiente que se obtiene es muy elevado, pero lo que en verdad se tendrá en cuenta es su signo. Si el número de desempleados aumenta, los subsidios por desempleo se elevan y crecen los gastos públicos. Este efecto se ve reflejado en la brecha del producto (0’0388561) reduciéndose y mostrando una mayor política procíclica.
– El quinto análisis busca el efecto que tiene la financiación en el gasto de las CCAA. Si la financiación es elevada se aporta una mayor cantidad de dinero por lo que el gasto será superior. Este efecto de mayor gasto repercute en que la brecha del producto (0’1037988) sea mayor y las políticas sean menos procíclicas.
– El último análisis mide el efecto que tienen los ingresos totales recibidos por parte de los tributos cedidos. Si se elevan la cantidad de tributos cedidos, es decir, se reducen los ingresos, estos disminuirían por lo que el gasto debe reducirse. La brecha del producto con un coeficiente 0’0197355 es menor denotando unas políticas procíclicas.

En definitiva cuando a las variables de control se les ha añadido una variable de coste (deuda, nº de parados y tributos cedidos) el resultado ha sido que las políticas tienen una tendencia más procíclica, es decir, las políticas son más controladas. En cambio, cuando se han incluido variables de gasto (inversión y financiación pública) los coeficientes muestran que las políticas son menos procíclicas, pero continúan siéndolo, es decir, los ciclos económicos influyen. Por lo tanto, con los resultados obtenidos se puede afirmar que las políticas públicas tienen una vertiente procíclica, dado que ante variaciones del PIB el gasto se ve afectado, fluctuando de la misma forma que la producción de las autonomías. Por lo tanto, todos estos hechos demuestran que no se cumple la teoría basada en que cuando se producen ciclos expansivos los ingresos aumentan, reduciéndose el gasto y obteniendo un margen suficiente para que cuando vengan ciclos de recesión, al reducirse la economía, todo lo ingresado anteriormente sea suficiente para cubrir los nuevos gastos.

Análisis de los ciclos económicos en las políticas públicas Gasto público

En la gráfica 10 se observa claramente que las políticas públicas tienen una vertiente procíclica, aumentando cuando lo hace el PIB y disminuyendo cuando la producción se reduce.

Análisis de los ciclos económicos en las políticas públicas Deuda pública

Si las políticas aplicadas son demasiado procíclicas llevan a los datos que muestra la gráfica 11. Cuando la situación económica es grave, el nivel de gasto es insostenible, por lo que la solución aplicada por las CCAA ha sido el aumento de deuda.

En conclusión y en mi opinión, las políticas públicas de las CCAA en época de bonanza han llevado un gasto muy elevado, en cambio, cuando la economía está en crisis, no existe el suficiente gasto para cubrir las necesidades. Las políticas deberían tener una vertiente más anticíclica. El crecimiento y la mejora de la economía siempre van a ir acompañada de un mayor gasto y una mayor inversión pública, pero debe hacerse de una forma más controlada, ya que ante actuaciones como las que se han aplicado hasta ahora nos han llevado a generar dos problemas, un gasto y una deuda insostenibles.


Artículo escrito por:

Daniel García López
Daniel García López
Fundador y DirectorGraduado en Economía por la Universidad de las Islas Baleares (UIB). Actualmente cursando un máster en Análisis de Datos Masivos (Big Data) para Economía y Empresa impartido por la UIB. Especializado en investigación económica, en Data Science y todo lo relacionado con el mundo del análisis de datos, principalmente análisis basados en modelos predictivos y de aprendizaje automático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up